una persona con las manos y los brazos infectados por psoriasis con manchas rojas

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una patología que provoca un crecimiento acelerado en las células de la piel, y tiende a generar manchas rojas, escamas plateadas, parches gruesos e irritación.

Normalmente las células cutáneas crecen en lo profundo de la piel y suben hasta la superficie una vez al mes, pero si una persona tiene psoriasis este proceso puede ocurrir en catorce días. Las células muertas se acumulan en la superficie y la piel se escama.

Esta enfermedad suele presentarse en distintas partes del cuerpo como en la zona de codos, cuero cabelludo, rodillas, aunque también puede manifestarse en los pliegues de la piel, manos y uñas.

Puede desarrollarse a cualquier edad, tanto en la infancia como en la vejez, y la padecen por igual hombres y mujeres.

Síntomas de la psoriasis:

La experiencia de cada persona con la enfermedad es distinta. Algunos experimentan síntomas leves; otros sólo placas y picores ocasionales; mientras que otras personas sufren síntomas más graves.

Algunos de estos síntomas de la psoriasis son:

  • Placas rojas cubiertas por escamas plateadas que aparecen en distintas partes del cuerpo.
  • Piel seca y agrietada que puede sangrar.
  • La piel muerta se acumula debajo de las uñas y causa el engrosamiento de estas.
  • Artritis psoriásica, que causa hinchazón y rigidez en las articulaciones.
  • Caspa abundante en el cuero cabelludo.
  • Lesiones genitales en los hombres.

Causas de la psoriasis:

Esta es una enfermedad muy común, pero que no se contagia; aunque, en algunos casos, puede transmitirse de padres a hijos.

Esta afección se presenta por múltiples factores que pueden ser genéticos, inmunológicos, medioambientales o psicológicos:

  • Antecedentes familiares.
  • Infecciones virales o bacterianas.
  • Estrés.
  • Obesidad.
  • Cambios climáticos.
  • Medicamentos antinflamatorios; algunos medicamentos antidepresivos o hipertensivos.
  • Consumo de alcohol y cigarrillo.
  • Falta de luz solar o exposición excesiva al sol.

Cómo se diagnostica:

Se diagnostica mediante la historia clínica y un examen físico de la piel, las uñas y el cuero cabelludo.

A través de una biopsia de piel, el médico podrá obtener una pequeña muestra para saber qué tipo de psoriasis sufre el paciente. Por otro lado, también se puede realizar una prueba con hidróxido de potasio (KOH) para descartar alguna infección por hongos.

Esta afección no se puede prevenir, pero es recomendable que se mantenga la piel hidratada y limpia para reducir los síntomas. Tampoco existe una cura definitiva. No obstante, existe un tratamiento que le ayudará a mejorar definitivamente su calidad de vida.

Desde Asmecolpoz le recomendamos nuestro tratamiento Anti-Psoriasis, completamente natural y sin efectos secundarios.

Con este tratamiento usted podrá mantener las defensas altas, neutralizando la actividad de una citoquina del sistema inmune que interviene en el proceso inflamatorio asociado a las lesiones cutáneas y articulares características de la Psoriasis. Dentro de poco, usted podrá percibir cómo los brotes empiezan a desinflamarse, permitiéndole estar, por mayor tiempo, libre de irritaciones y rojeces en su cuerpo.

Para más información sobre este y otros tratamientos, visite nuestra página web asmecolpoz.com

Fuentes:

http://www.leo-pharma.es/Pacientes/Psoriasis/Qu%C3%A9-es-la-Psoriasis-Causas-de-la-Psoriasis.aspx

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000434.htm

https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/psoriasis#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola! Bienvenido a Asmecolpoz. ¿En que te podemos ayudar?